Las ventanas con marco de metal están tan omnipresentes en los edificios modernos que apenas se notan, pero ese no siempre ha sido el caso. Un proceso de 500 años de refinamiento técnico ha visto como las ventanas con marco de metal  pasaban por una variedad de permutaciones, desde plomo a hierro forjado clásico y aluminio moderno

En teoría, usar metal para marcos de ventanas es un uso perfectamente racional del material. Después de todo, un marco de metal es rígido, lo que significa que el vidrio que sostiene no se doblará ni se agrietará, pero también es un conductor de temperatura, y eso puede provocar problemas de condensación. Tal vez esta es la razón por la cual han tardado tanto en ser aceptadas en nuestros hogares las ventanas con marco de metal.
Las primera ventanas con marco de metal se realizaron con plomo gracias a su suavidad. Se envolvió fácilmente alrededor de una hoja de vidrio, pero también era fácilmente desenrollado por manos de ladrones, como veis lo del robo de plomo no viene de ayer.

Los marcos de madera se hicieron populares en Gran Bretaña y los Países Bajos en siglo XVII al ser reemplazados los edificios de madera por estructuras de ladrillo y piedra más fuertes con aberturas de ventanas amplias. Sin embargo, las ventanas con marco de metal antiguas seguían teniendo sus seguidores. El aspecto tradicional de un marco de hierro forjado fue especialmente popular entre los arquitectos de artes y oficios, a quienes les gustaba el contraste de un marco de metal contra parteluces de piedra o ladrillo. Pero las aberturas de las ventanas grandes aún estaban llenas de marcos individuales más pequeños.

A medida que las técnicas de fabricación de vidrio mejoraron y se inventó el acero moderno en 1855, las ventanas con marco de metal más grandes fueron posibles gracias a los marcos que no tenían la fragilidad del hierro. Pronto fue el material preferido para ventanas en fábricas, edificios de oficinas, escuelas y hospitales, gracias principalmente a su resistencia al fuego, pero su aspecto racional lo hizo impopular en ambientes domésticos hasta comienzos del siglo XX.

aluminio para la construcción arquitectura historia ventanas con marco de metal alumed aluminium systems alicante 2

Las primeras ventanas con marco de metal se realizaron con plomo

A los primeros arquitectos modernistas les gustaron las líneas gráficas de las ventanas con marco de metal y la estética industrial, así como su capacidad para sostener vidrios muy grandes. En la década de 1920, la mayoría de los arquitectos querían ventanas de gran tamaño para sus proyectos domésticos: la luz del sol se apreciaba nuevamente como saludable e higiénica.

Sin embargo, los problemas continuaron persiguiendo al marco de metal, especialmente cuando se combinaban con áreas cada vez mayores de acristalamiento único, áreas grandes que hacían que esas ventanas con marco de metal a menudo estuvieran cubiertas por ríos de condensación. Se pasó a utilizar ventanas con marcos de bronce en los edificios de oficinas cuando las técnicas de acristalamiento mejoraron, dando al racionalismo una fuerte dosis de ostentación.

aluminio para la construcción arquitectura historia ventanas con marco de metal alumed aluminium systems alicante 3

En la década de 1940, el diseñador estadounidense Buckminster Fuller introdujo la primera de sus cúpulas geodésicas, estructuras livianas y resistentes, hechas completamente de paneles de vidrio sostenidos dentro de un marco de tubos de aluminio, tal como lo usaban los aviones. A medida que el material se hizo más disponible, se allanó el camino para que los marcos de metal llegaran a un público más amplio.

Crucial para su popularidad fue el añadido de un sellado de goma como un corte térmico y la introducción de doble acristalamiento. Hoy en día, prácticamente todos los edificios comerciales y el 75 por ciento de las casas en utilizan ventanas con marcos de aluminio, a menudo con recubrimiento en polvo para darles un aspecto más tradicional.

Los marcos de fibra de vidrio también son fuertes y ligeros y tienen pocos problemas con la conductividad de la temperatura. La ventana sin marco hizo su aparición en los hogares durante la década de 1990, aunque los edificios comerciales habían estado experimentando con ventanas de vidrio pegado desde la década de 1970.

Mirar a través de una ventana es más complicado de lo que piensas y el refinamiento de las mismas continúa con nuevas aleaciones de aluminio más ligeras y más resistentes que hacen que las ventanas con marco de metal sean las dominantes del mercado actual.

En Alumed Sistemas estamos en la constante mejora de los sistemas de aluminio.

Ventanas con marco de metal by Alumed Sistemas de Aluminio para la Construcción – Aluminium Systems.